Reciclaje: Primer y último paso a una vida “cero residuos”.

En mi casa no tengo basurero. La verdad es que no lo necesito, porque la gran mayoría de mis residuos vuelven a utilizarse: los residuos orgánicos los hago compost, y los no orgánicos los reciclo.

IMG_5680
Mi “basura” de una semana (que todavía creo que es demasiado)

Como es evidente, el paso más importante a eliminar la basura es el rechazo a lo desechable desde un principio. Pero muchas veces necesitamos productos que no encontramos a granel y nos vemos obligados comprarlos con envase.

Como consumidora, que el envase sea reciclable es uno de los requisitos fundamentales a la hora de elegir un producto, pero al mismo tiempo, la “reciclabilidad” no es una excusa para comprar algo que no necesito o que puede haber conseguido a granel.

Siempre prefiero REDUCIR.

IMG_5639.JPG
Cuando prefieres reciclar antes que reducir.

Si no puedes rechazar, reducir, reutilizar  o compostar, la opción que queda es el RECICLAJE. Por esto el reciclaje es el último paso! Recuerda que reciclar también necesita de recursos como el agua y la energía.

¿Botarías algo a la basura que puede usarse infinitas veces más?

En Chile casi la mayoría de los materiales pueden reciclarse -algunos más fácilmente que otros- pero en general siempre se puede hacer algo y cada material puede reutilizarse más que un par de veces y algunos hasta indefinidamente. Entonces me pregunto: ¿si algo puedo usarlo infinitas veces más, lo botaría a la basura? Obviamente que NO!

Sólo para tener una idea, éstas son las cantidades de veces que algunos materiales se pueden volver a utilizar:

  • Plástico: (tipo PET, esto es, el de las botellas de bebidas) se puede reutilizar hasta 6 veces.
  • Vidrio: es un material que puede reciclarse INFINITAMENTE y nunca pierde su calidad.
  • Metal: (Cobre, plomo, aluminio) INDEFINIDO.
  • Papel y cartón: hasta 6 veces.

A través del RECICLAJE, todos estos materiales pueden volver a generar materia prima para producir nuevamente los mismos productos o uno distinto (lo que se conoce como “Economía Circular”), lo que nos hace ahorrar los recursos naturales que estamos “pidiendo prestados” a las nuevas generaciones. Entonces, ¿por qué seguimos tirando estos valiosos recursos a la basura?

En Chile se generan 17 millones de toneladas de residuos al año y sólo un 10% de esos residuos se recicla.

El año 2016, el Ministerio del Medio ambiente realizó la Segunda Encuesta Nacional de Medio Ambiente, según la cual el 64% de los chilenos dice reciclar; un 41% declara que no recicla porque no hay donde reciclar, y un 13% no recicla sólo por comodidad.

Si la vida sin residuos se te hace muy difícil, entonces reciclar será un pequeño paso para acercarte al objetivo, por esto el reciclaje es también el “primer paso”.

Contra la comodidad no puedo hacer nada, pero sí puedo ayudarte a buscar alternativas que harán tu reciclaje más fácil:

Dónde reciclar:

Es importante averiguar dónde reciclar, ya que de ello dependerá el tipo de materiales que puedas disponer para reciclaje. No todos los puntos limpios o empresas/ servicios de reciclaje reciben los mismos materiales.

En la página web de Triciclos, puedes encontrar un mapa con la ubicación de los puntos limpios. Esta es una muy buena opción para la gente que vive en regiones.

Cosas-reciclar
Foto del Blog Recycling Worldwide

Otra opción es revisar la página de la ONG Dónde Reciclo, que tiene buscadores de puntos limpios por material que quieras reciclar. Además puedes cargar información de otros puntos limpios que no estén en el mapa. Esta página funciona muy bien en Santiago, pero podría cargarse más información para regiones.

En general, las municipalidades ofrecen algunas opciones de reciclaje, también los centros comerciales, colegios y otras entidades, y las comunidades se están organizando para habilitar más puntos limpios. Por ejemplo, la Municipalidad de Providencia y de Santiago ofrecen un mapas georeferenciados de los puntos limpios disponibles. Para otras comunas, puedes revisar plataformaurbana.cl 

En el caso de la basura electrónica o e-waste, puedes encontrar los puntos de reciclaje en la página de Chile Recicla, los que también funcionan con mapas para Santiago y regiones.

Reciclaje a domicilio:

En Santiago, algunas empresas como TriciclaHope y Triciclos realizan retiros a domicilio, ofreciendo distintos planes dependiendo de la cantidad de residuos que genere cada casa.

Otra excelente opción es Reciclapp, que conecta recicladores base (conocidos popularmente como “cartoneros”) con familias que tengan materiales para reciclar, generando además, mejores oportunidades de trabajo para estos importantes agentes en la tarea del reciclaje.

Otra novedosa aplicación es Bicicla, que te permite llamar a un “biciclador”, que lleva tus residuos a los puntos limpios más cercanos, sin generar huella de carbono. Bicicla funciona en Puerto Montt, Frutillar, Las Condes, Vitacura y Puerto Varas.

Algunas municipalidades ofrecen planes de retiro de materiales reciclables a domicilio, como la de Vitacura y Providencia.

También, la empresa Rembre, implementa sistemas de recolección de materiales de reciclaje para oficinas, colegios, instituciones públicas y privadas.

Qué y Cómo reciclar:

Como ya se dijo más arriba, cada Punto Limpio o lugar de reciclaje recibe distintos materiales. Las empresas que reciclan tienen guías de reciclaje en sus páginas web donde explican los materiales que reciben y cómo estos deben estar limpios y en algunos casos aplastados.

En el caso del plástico, busca siempre el numero dentro del triángulo formado por flechas (♺), el que te indicará el tipo de plástico de que se trata:

clasificacion-de-plasticos.jpg
Foto Blog Verde
  • Hay casos en que el mismo envase tiene dos tipos de plástico distinto: por ejemplo las botellas de agua son PET (1) y las tapas son PP (5).
  • En otros casos, como la pasta de dientes, el tubo no puede reciclarse, pero la tapa sí. De verdad que no cuesta nada separarlos y reciclar la tapa:
2017-07-12-PHOTO-00000009
La tapa es PP (5)

Si no estás seguro/a de si el envase es reciclable, busca el numerito y revisa las guías de reciclaje de tu punto limpio para ver si los reciben. Yo he encontrado el numerito en cosas que jamás pensé que se podían reciclar, como el envase de mis lentes de contacto.

Ojo con algunos materiales y envases que no pueden reciclarse:

  • El cristal no puede reciclarse junto con el vidrio!, son materiales diferentes que se funden a distinta temperatura. Son de cristal algunos vasos y copas (generalmente es más delgado que el vidrio). Asegúrate que tu punto limpio los reciba.
  • Los envases de yogurt no pueden reciclarse, ya que las etiquetas tienen un pegamento que impide que se puedan reciclar. Esto generó la campaña “A dónde va mi envase” que busca mover a las empresas productoras de yogurt a buscar mejores alternativas de embalaje.
  • Las botellas plásticas de aceite no se pueden reciclar. Siempre prefiere las de vidrio, ya que el plástico absorbe el aceite, el que se libera al agua usada durante el proceso de reciclaje, contaminando todo el material reciclado.
  • Los vasos para café están forrados con una lámina de plástico que no puede separarse del papel por lo que no se pueden reciclar. Por eso lleva siempre tu vaso reutilizable, ya hay cafeterías como Starbucks que venden sus propios vasos reutilizables, por lo que sería muy inconsecuente que no te dejen usar el tuyo!
  • Los remedios o medicamentos caducados: estos califican como residuos peligrosos y deben disponerse de manera apropiada. Los medicamentos vencidos pueden contaminar el agua potable, alterar ecosistemas y generar resistencia a algunos microorganismos (entre otros efectos). Asegúrate que tu punto limpio los reciba y si tienes dudas pregunta en tu farmacia. La farmacia Salcobrand tiene “Puntos Celestes” donde reciben medicamentos y envases vacíos de inhaladores.

Con estos simples pasos evitamos que millones de toneladas de recursos – que sirven como materias primas – terminen enterradas en la tierra o en algún lugar en el mar y dejamos de echar mano a los recursos de las próximas generaciones.