Jabón líquido sin plástico!

Para mí el jabón líquido siempre me ha parecido mucho más práctico que el jabón en barra, porque es más fácil de transportar y porque no ensucia tanto como el de barra cuando lo dejas en la ducha o en el lavamanos. También creo que para los que tienen niños es mucho más fácil de usar.

Es muy difícil encontrar jabón líquido a granel y que además no venga con los ingredientes tóxicos que queremos evitar, por lo que me motivé a hacer la receta que Bea Johnson propone en su libro. Esta receta sólo la he hecho una vez, porque es tan cundidora que me ha durado meses y no he necesitado hacerla de nuevo. De hecho lo he usado por casi más de 5 meses y todavía me queda la mitad y todo esto me costó sólo $500 (AUD$1)

Además de durar un montón y ser suuuper barato, es increíblemente fácil de hacer. Este jabón lo uso también para hacer mi propio detergente para mi máquina lavavajillas (que ya publicaré la receta más adelante). Qué mejor? …hay algo mejor: es libre de aceite de palma, cuya producción es responsable de la deforestación de miles de hectáreas de bosque tropical contribuyendo al calentamiento global y responsable también de la destrucción del hábitat de miles de animales en peligro de extinción.

Si aún no estás al tanto de los impactos asociados al consumo de aceite de palma, te ruego que investigues porque las consecuencias de su cultivo y consumo son realmente dramáticos. Una primera aproximación puede ser en la página de Econsciente o el documental de Leonardo DiCaprio “Before the flood” (o “Antes que sea tarde”).

Volviendo al jabón, esta es la receta:

Ingredientes:

  • Jabón en barra libre de plástico,  libre de aceite de palma y libre de ingredientes tóxicos.
  • Agua de la llave.
  • Envase re utilizable para jabón líquido.

Preparación:

1.- Luego de elegir sabia y conscientemente tu jabón, ráyalo completo usando el rallador de cocina.

2.- Déjalo remojando en agua tibia durante la noche: según la receta de Bea Johnson, ella usa 4 litros de agua por  1 1/2 taza de jabón rayado (les dije que era cundidor), pero la verdad es que yo ocupé 1 litro de agua para remojar y fui probando el resto en en el paso siguiente.

3. Usando la licuadora de la mini pimer (o una licuadora cualquiera), procesa la mezcla hasta que tenga la consistencia que más te guste. Si te gusta más aguado ponle más agua, no pasa nada.

4. Llena tu envase de jabón y guarda el resto para rellenar.

 

IMG_5730    img_5736.jpg    IMG_5738.jpg           IMG_5741

simple no?

Ventajas de este jabón:

  • Es libre de plástico, de tóxicos y de aceite de palma.
  • Puede tener el olor y la consistencia que quieras.
  • Es demasiadooooo barato.
  • Dura demasiadooooo.
  • Es demasiadoooo fácil de hacer.
  • Sirve para otras recetas que ya publicaré.

 

Mucha suerte con el cambio!!

Tu propio desodorante

Hola! Hace un tiempo escribí un post sobre los ingredientes tóxicos que encontramos en muchos productos que tenemos en el baño, y después escribí un último post sobre mejores alternativas, pero me quedaron pendientes un par de recetas de productos que yo misma hago, como el desodorante.

Como comenté en el post sobre los ingredientes tóxicos, algunos de estos ingredientes que encontramos en los desodorantes son el Aluminio, que tapa los poros sin dejar salir el sudor o transpiración, ingrediente que ha sido relacionado con enfermedades como el Alzheimer y cáncer de mama; el Triclosán que funciona como antibacterial y es considerado como disruptor endocrino y produce bio acumulación y Fragancias, relacionadas al cáncer, toxicidad reproductiva y alergias.

Personalmente, desde hace mucho tiempo he sabido que los anti transpirantes son tóxicos y nunca los he usado. Transpirar es un proceso natural del cuerpo, en que su función principal es eliminar toxinas, así que por sentido común creo que nada bueno puede resultar si nos tapamos los poros… o no?

Siempre usé desodorante pero jamás de lo jamases usé anti transpirantes, y mucho antes de empezar a vivir cero residuo ya me había enterado de algunos de los ingredientes tóxicos de algunas marcas. Hace casi un año que no uso desodorantes convencionales y lo primero que probé, como alternativa natural, fue la “piedra de alumbre” (que ya la teníamos en la casa) y puedo decir con toda propiedad que NO FUNCIONA!. Ni traten de probarla si no quieren pasar malos ratos.

Busqué alternativas en tiendas naturistas pero todas venían en envases plásticos, así que me puse a buscar una receta para hacerlo yo misma. Hacer este tipo de productos (en especial los de cuidado personal) es muy común en la comunidad cero residuos, así que encontrar recetas no es difícil. La que más me gustó fue la de Zero Waste Chef, (un súper blog que lo re contra recomiendo) porque ya tenía todos los ingredientes, incluido el aceite esencial que ya lo había comprado para hacer el limpiador del baño (sí, huelo igual que mi baño).

La receta la modifiqué un poquito pero es super fácil de hacer, los ingredientes los venden en todos lados y dura un montón!. El mío lo hice hace como 5 meses y todavía me queda.

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de bicarbonato de sodio.
  • 1  cucharada sopera de maicena.
  • 2 cucharadas soperas de aceite de coco.
  • 15 gotas de aceite esencial (puede ser el que quieras, yo usé lemon grass).

Preparación:

  1. Pon el aceite de coco en un bowl y lo derrítelo a baño maría ( yo puse el bowl sobre un colador que puse sobre una olla con agua hirviendo o puedes ponerlo sobre otro bol con agua hirviendo como en la foto), y agrega el bicarbonato
    de sodio y la maicena y revuelve hasta que se disuelvan.
  2. Saca la mezcla del fuego y deja enfriar por unos 10 minutos. Luego agrega las gotitas de aceite esencial y ponlo en un frasco de vidrio con tapa.
  3. Aplica el desodorante como si fuera una crema y listo!

IMG_5786.jpgIMG_6704.jpg

Algunas consideraciones:

  • Como siempre he dicho, la vida sin residuos requiere NECESARIAMENTE abrir la mente a nuevas alternativas que sean amigables con nuestra salud y con el medio ambiente (cuando las opciones tradicionales no son suficientes), y hacer tu propio desodorante es una excelente oportunidad para empezar a probar y a aprender nuevas recetas!
  • El bicarbonato TIENE QUE SER LIBRE DE ALUMINIO. Fíjate que en el envase lo diga.
  • Yo elegí una maraca de bicarbonato que viene en caja de cartón, porque a granel era mucho más caro. Si no encuentras a granel o en caja de cartón preocúpate que el envase sea reciclable y recíclalo.
  • La base del desodorante es el bicarbonato que ataca las bacterias que generan el mal olor, pero no la transpiración en sí, así que probablemente vas a sentir que “transpiras más” pero no te asustes, es un proceso natural del cuerpo! pero no va a tener olor y la maicena está para absorberlo.
  • No recomiendo usar este desodorante después de cualquier forma de depilación. Duele y mucho!
  • Estoy probando una nueva receta en que reemplazo la maicena por arcilla blanca, pero todavía no sé como queda así que cuando termine les cuento.
  • El aceite de coco que usé es el mismo que uso para cocinar. En general vienen en envase de vidrio, los que pueden re utilizar, por ejemplo, para conservas como mi salsa de tomates casera.
  • El aceite de coco se derrite a los 24 grados. Si el desodorante está muy líquido ponlo un rato en el freezer, y si está muy sólido ponlo un rato bajo agua caliente (puede ser bajo el chorro de la ducha mientras te bañas, pero creo que es mejor guardarlo en un lugar tibio: yo lo guardo en la cocina).
  • Como ya dije más arriba, recetas de desodorante casero hay miles! este me funcionó perfecto pero si no te gusta puedes buscar otras opciones.

 

Mucha suerte con el cambio!!!