¿Es tu baño un baño tóxico?

Creo que hablo por una gran mayoría cuando digo que estamos aburridos de que nos digan que todo es tóxico, que todo da cáncer o que todo es peligroso para el medio ambiente. Lamentablemente – en gran parte- es verdad, hay muchos productos que no son hechos con los ingredientes más sanos o naturales. Pero ¿por qué las compañías usan productos tóxicos o cancerígenos para crear lo que consumimos?

Cuando hablo de residuos, no sólo estoy hablando del envase, también es residuo todo lo que por alguna razón queda en nuestro cuerpo o en el medio ambiente. Tal como ya lo dije aquí, después de la cocina, el baño es el segundo lugar de la casa donde se generan más residuos, que provienen de productos de limpieza, higiene o cosmética y muchos de los cuales se van por las cañerías y llegan al mar, y muchos otros son absorbidos por nuestra piel y quedan en nuestro cuerpo por años e incluso se traspasan a nuestros hijos.

Creo que en el caso de la comida, los productos tóxicos o artificiales son más evidentes, se sienten en el sabor y se ven en el color de lo que comemos. Pero los ingredientes tóxicos en productos cosméticos y para el cuerpo son más difíciles de percibir: una crema que tiene un rico olor a coco, o un champú te deja el pelo tan brillante ¿cómo van a ser tóxicos? El olor, la textura y el resultado son tan increíbles que al final la toxicidad es sólo un detalle. Y si a esto agregamos también el MEGA problema de LA CRUELDAD ANIMAL, entonces es momento de analizar ahora el baño.

Cuando decidí vivir basura cero y empecé a buscar información sobre cambios en las costumbres de consumo encontré un video muy ilustrativo, que se llama “la historia de las cosas” (o “the story of stuff”) que explica (didácticamente) en qué se ha transformado el modelo de consumo actual, y una parte del video está dedicado a explicar el problema de los cosméticos y productos de higiene personal (lo que incluye también productos para niños y guaguas así que ojo los padres y madres!). Esta parte del video se llama ” La historia de los cosméticos” y te recomiendo encarecidamente que lo veas aquí y ahora.

Tal como se explica en el video, las dosis de ingredientes tóxicos que contienen algunos productos, no son perjudiciales para la salud. Pero ¿qué pasa si esa dosis la aplicamos a nuestro cuerpo TODOS LOS DIAS por el resto de nuestras vidas? y ¿qué pasa si esas dosis las multiplicamos por cada uno de los habitantes del planeta y calculamos cuánto tóxico llega al mar o al medio ambiente? En este último caso es cuando ocurre la llamada “Bio acumulación”: cuando ciertas especies (como peces) acumulan en su cuerpo metales pesados producto de los residuos que llegan al mar y luego los consumimos. Entonces el uso de estos productos ya no es tan seguro como nos dicen.

La lista de ingredientes tóxicos es bien larga. Muchos de ellos son químicos industriales, pesticidas, algunos derivados del petróleo y que contienen ingredientes cancerígenos, toxinas reproductivas y disruptores hormonales. Además, muchos de ellos se transforman en dañinos al ser mezclados con otros químicos.

Puedes encontrar más información en la página de “The Campaign for Safe Cosmetics“, una organización que se dedica a presionar a las industrias a crear productos cosméticos más seguros para la salud de las personas y el medio ambiente.

En mi caso, analicé los productos que uso en mi baño y esto fue lo que encontré:

Según el video, las mujeres (En EEUU) usan en promedio 12 productos de cuidado personal al día (y los hombres 6). Yo personalmente uso 6 productos, de los cuales sólo 3 los uso TODOS LOS DIAS. El listado de productos que puedes encontrar en el mercado es infinito, pero yo sólo analizaré los 6 productos que uso (que me imagino que todo el mundo los usa también).

IMG_5743

1.Shampoo y Acondicionador:

  • La mayoría de los shampoos contienen sulfatos: ingrediente abrasivo que su función es que se haga espuma. Los sulfatos también están en los jabones o geles de ducha. En la etiqueta debes fijarte que el producto no contengaLauril Sulfato de Sodio, Laurel Sulfato de Amonio o químicos terminados en xynol. Otros ingredientes que debemos evitar es el Polietileno de glicol (PEG), que se usa para espesar o dar consistencia al shampoo y los Parabenos, que se usan para conservar los productos.
  • Esta información la puedes encontrar en las etiquetas o en internet. Por ejemplo, la  marca de shampoo “Herbal Essences” (que era una de las que yo usaba antes) tiene en su página web un listado de ingredientes químicos y su uso, y todos los ingredientes que debemos evitar se encuentran en sus productos.
  • El problema? con el sulfato es que al ser mezclado con otros ingredientes genera un contaminante (no deseado) llamado 1.4 dioxanol, el que está ligado al cáncer. Además irritan la piel y el cuero cabelludo, eliminando aceites esenciales de la piel. En el caso de los Parabenos, pueden irritar la piel y crear desórdenes hormonales.
  • Estos ingredientes tóxicos también se encuentran en shampoos para niños y guaguas.

2. Jabón:

  • En el jabón también econtramos sulfatos, PEG y parabenos.
  • Algunos jabones contienen “ftalatos” o ” phthalate” para dar “fragancia” y muchas veces en la etiqueta sólo se mencionan como fragancia. El problema? los ingredientes para fragancia se relacionan con alergiasasmacáncer y crear desórdenes hormonales (como pubertad precoz en las niñas o recuento de espermatozoides reducido en los hombres).
  • Para hacer espuma, algunos jabones (y también en algunos shampoos y burbujas para baños de tina) contienen: DEA (dietanolamina), MEA (momoethanolamine) y TEA (trietanolamina), ingredientes cancerígenos y que afectan el sistema reproductor masculino. El ingrediente DEA está prohibido por la Comisión Europea por su efecto cancerígeno.
  • Hay jabones y otros cosméticos (y algunos productos comestibles) que están hechos de aceite de palma, cuya explotación ha sido devastadora y ha acabado con el hábitat de miles de especies.

3. Pasta de dientes:

IMG_5752
Exfolian a base de microplásticos o “microbeads”
  • El ingrediente más peligroso que debemos evitar y que se encuentra en la pasta de dientes (y también en desodorantes, jabones y detergentes antibacteriales) es el Triclosánque también es un disruptor del sistema endocrino y puede reducir la actividad muscular.
  • Algunas pastas de dientes tienen también microplásticos que terminan en el mar y son confundidos por los animales marina con su alimento. Muchos países ya han prohibido el uso de microplásticos en pasta de dientes y exfoliantes.

4. Desodorante:

  • En general los desodorantes contienen “fragancias” que ya las describí a propósito del jabón. Éstas pueden o no estar señaladas en la etiqueta así que ojo ahí!.
  • El ingrediente más peligroso del desodorante es el Aluminio, y se encuentra principalmente en los antitranspirantes. El aluminio cierra los poros y no deja salir la transpiración.
  • El uso de desodorantes con aluminio pueden provocar cáncer de mamas, alzheimer y trastornos neurológicos.

5. Protector solar:

IMG_3687
Esta es el agua de un río en el desierto de Australia. No hay nada cerca de este río, sólo la gente que lo visita y este es el resultado de la acumulación de protector solar en el agua.
  • El ingrediente tóxico principal en los protectores solares es Oxibenzona, el encargado de filtrar los rayos UV, asociado a trastornos hormonales y cáncer.
  • Otra vez tenemos las fragancias, algunas de las cuales pueden contener además parabenos.
  • El protector solar además de contaminar nuestro cuerpo, contamina el agua del mar, lagos o ríos donde nos bañamos, irritando la piel de algunos animales marinos y generando bio acumulación.  

6. Tampones:

  • Los tampones, ademas de tener muchos componentes tóxicos, no tienen etiquetas
    que determinen sus componentes.
  • El componente más tóxico que tienen los tampones es la Dioxina, un componente derivado de la combustión del cloro, que  se usa para blanquear el algodón. Este componente las tiene todas: produce cáncer, genera trastornos hormonales y bioacumulación. Lamentablemente también los pañales desechables, toallitas femeninas y el papel higiénico y pañuelos desechables. La dioxina es uno de los productos más tóxicos que existen en esta materia y genera graves problemas reproductivos.
  • Los tampones también contienen pesticidas usados en el cultivo del algodón y fibras sintéticas que son las responsables del síndrome del shock tóxico.
  • Además muchos tampones tienen aplicador de plástico no reciclable, que quedará en el planeta por años.
  • Aquí hay un video que explica mejor los componentes de los tampones y los peligros asociados (Lamentablemente no tiene subtítulos).

Lo bueno ante tanta toxicidad es que las alternativas también son muchas, es cosa de investigar un poco e informarnos. Hay muchas tiendas de productos naturales en que puedes encontrar y reemplazar estos productos y muchos más, los que mostraré en el siguiente post.

Una vez más insisto en el esfuerzo de abrir nuestra mente a nuevas alternativas, seguir consumiendo productos tóxicos para nuestro cuerpo y el medio ambiente nos perjudica a todos. No dejes que otros hagan el cambio por tí,  todos necesitamos el cambio!

 

 

Alternativas con sentido.

Buscando el nombre para este post, me di cuenta de las razones que tuve para elegir este estilo de vida. Entre muchas, la más importante es que la cultura de lo desechable simplemente no me hace sentido. El plástico – además de sus componentes tóxicos- es uno de los materiales más resistentes que existen, y en general está diseñado para terminar en la basura después de un solo uso. Esto te hace sentido? A mí no.

Vivir basura cero implica abrir tu mente a nuevas opciones de consumo. Si un producto no satisface mis requerimientos como consumidora, entonces busco uno mejor. Para mí el cuidado del planeta y de mi salud es prioridad, y ello me llevó a buscar nuevas alternativas y soluciones.

El reemplazo de productos tradicionales que nos ofrecen los supermercados normalmente no es tarea fácil y el cambio a basura cero requiere un poco de investigación para encontrar nuevas alternativas que permitan reducir o derechamente eliminar residuos plásticos e ingredientes tóxicos.

Ya mencioné en el segundo post algunos básicos que pueden reemplazarse fácilmente por productos reutilizables y que te ayudarán de manera práctica, eficiente y eficaz a reducir una buena parte de tu basura. Pero, ¿Qué pasa cuando lo que queremos reemplazar no es tan básico? Para esto, te recomiendo revisar tu lista de supermercado y empezar a buscar nuevas opciones. No se trata de reemplazar todo “de una” porque es imposible y – como dije- este paso requiere investigar y probar nuevos productos.

Yo comencé por lo que usualmente compro y luego, de a poco, fui reemplazando algunas de las cosas que repongo menos seguido. Una vez que reemplacé mis compras normales, empecé a anotar en el calendario todas las veces que vaciaba mi basurero y el resultado fue increíble. Pasé de sacar la basura una o dos veces por semana a sacarla casi una vez al mes. Te aseguro que cuando veas los resultados no habrá vuelta atrás y cada vez que decidas botar algo al basurero lo pensarás dos o tres veces.

Buscando alternativas:

En el post pasado mencioné que, por ahora, sólo me referiré a la cocina, y el baño lo dejaré para más adelante. Acá te dejo algunos consejos y alternativas de productos más amigables con el medio ambiente que en su mayoría permiten prescindir de envases y empaques, son más sanos, ayudan a productores locales y emprendedores y TODOS EXISTEN EN CHILE!

1.- Compra a granel:

• Para las compras a granel te recomiendo juntar un buen montón de bolsas reutilizables y Version 3frascos para guardar. Yo intenté hacer bolsitas reutilizables con unas fundas de almohada que estaban viejas, pero mi nulo talento para la costura me obligó a comprar un pack de bolsitas de algodón de diferentes portes.

Bolsas y bolsitas reutilizables puedes encontrar en:

Ecobags Chile, tiene distintas opciones de packs de bolsas para supermercado, super resistentes y muy fáciles de transportar, ya que se enrollan sin ocupar mucho espacio. Puedes dejarlas en tu auto y usarlas cuando vayas a comprar. Su diseñadora es de Quillota y me respondió todas mis dudas sin problemas!

IMG_5469 IMG_34BE39DFCF6D-1.jpg

Green Dharma, encontrarás bolsas de malla de algodón orgánico, especiales para frutas y verduras. Estas son las yo más uso.

Mantita Primavera, tiene bolsitas de algodón perfectas para comprar a granel. Son  parecidas a las que me compré acá en Australia y yo las uso para comprar legumbres, arroz, granos y semillas. Además tiene filtros reutilizables para hacer leches vegetales.

Mucha gente prefiere seguir usando bolsas plásticas para botar la basura, pero ya te mostraré en el siguiente post que esto ya no será necesario una vez que logras organizar la basura.

En el caso de los frascos, yo reutilizo los de vidrio y además compré una buena cantidad en una tienda de decoración, ya que vienen con un sistema de cerrado mucho más hermético (son los de la foto de la portada del Blog).

Además de reducir mi consumo de plástico, este sistema me ha ayudado a terminar con una plaga de polillas que tenía en mi despensa (que también la tenía cuando vivía en Chile) y que muchas veces me obligó a a botar cantidades de comida infestada por los gusanos.

•Productos que se venden a granel:

Frutas y verduras: en mi lista de supermercado, las frutas y verduras ocupan el lugar número UNO. Como dije, la mayoría de las cosas que como las preparo yo desde cero y con ello me evito comprar cosas que contengan ingredientes que apenas puedo pronunciar. La mayoría de los supermercados vende frutas y verduras a granel. Acá volveré a los tips que les di en los post pasados, recalcando los siguientes:

Compra en ferias y mercados. Los productos son mucho mejores, la diferencia se nota. Es importante saber de dónde viene tu comida y te aseguras que no ha estado en frigoríficos por largo tiempo y no han perdido los nutrientes. IMG_4749.jpg
Lleva siempre tu propia bolsa reutilizable. Pesa los productos sin la bolsa, y pega el sticker con el precio al final sobre la tela de la bolsa.
➢ Si no tienes la bolsa, pesa los productos y pega el sticker en sólo uno de ellos.
➢ Si el supermercado te pone problemas, guarda las bolsas plásticas del mismo supermercado y reutilízalas la próxima vez.

Legumbres, arroz y granos: también hay opciones a granel, como en La Vega, las ferias o mercados, y hasta algunos supermercados venden legumbres a granel (lo vi en Tottus del Parque Arauco). También he visto algunas tiendas en internet que te recomiendo visitar como “La Cosecha Justa” y el “Emporio La Granel”. Ambos hacen envíos a domicilio!

Quesos, pollos, carnes , fiambres y pescados: los mercados y supermercados venden estos productos a granel y si llevas tu propio envase -en general- no ponen ningún problema en poner ahí lo que necesitas y pegar el precio en la tapa del envase. Recuerda que muchas veces las bandejas que usan supermercados son de plumavit, hecha de poliestireno, material tóxico cancerígeno.

IMG_5354       FullSizeRender.jpg

2. Reemplaza servilletas de papel por servilletas de género:

Este paso es realmente fácil. Al principio es raro, pero te acostumbrarás rápido. Te recomiendo comprar servilletas con diseños o colores que disimulen las manchas, además hay argollas de colores que se usan para distinguir la servilleta de cada uno en la casa. También, como dije al principio, reemplacé la toalla nova por la tela de una funda de almohada vieja, de la que saqué varios pedazos que simplemente meto a la lavadora y vuelvo a usar. También puedes usar toallas viejas, que funcionan mucho mejor.

3. Deshazte del plástico para envolver:

Más conocido como “alusa plast”, en mi cocina fue reemplazado por unos prácticos pañitos de algodón cubiertos por cera de abeja (que acá en Australia son muy populares) y en Chile las encuentras en Bumi Lifestyle, y se pueden encargar por email, Facebook o Instagram. Otra alternativa es guardar los restos de comida y otros en envases con tapa e intenta evitar que el plástico esté en contacto con tu comida. (Yo guardo los restos en frascos o tapper de vidrio con tapa).

4. No más esponjas:

Las esponjas son lo peor, no duran nada y se desarman en pequeños pedacitos de plástico que se van por el lava platos y probablemente llegarán al mar. Yo reemplacé mi IMG_5094.jpgesponja para lavar platos por este cepillo de fibra de coco que compré hace ya casi 5 meses y está como nuevo. La parte de fibra es compostable y el mango es reutilizable. Este cepillo de coco lo encuentras en la tienda miobio. Otras opciones, para la loza, son las esponjas vegetales que puedes encontrar, por ejemplo, en Lufas Chile, que también son compostables.

5. Usa lava lozas, detergentes y limpiadores biodegradables:

Los ingredientes tóxicos de productos de limpieza también son residuos y contaminan el aire, el suelo y el agua. Evita que estos residuos lleguen al mar y que afecten además la salud de las personas y ecosistemas. Si no te llama la atención hacer tu propio detergente, te recomiendo revisa la marca chilena Free met, creada por dos mujeres chilenas y que ofrecen distintos tipos de detergentes sin ingredientes tóxicos, no testeados en animales y que además están disponibles en regiones. También encuentras un detergente muy versátil llamado Saponina de Quinoa, que lo descubrí en la tienda online “Compostera” y sirve para la loza, la ropa y el piso.

Yo hice mi propio limpiador multiuso a base de bicarbonato de sodio y vinagre que todavía estoy probando y ajustando las medidas así que cuando esté segura de los resultados les entrego la receta.

Estos son sólo algunos ejemplos de productos que puedes reemplazar en tu cocina. Las opciones son infinitas sólo es cosa de averiguar un poco. Las cosas que mencioné pueden parecer más caras que las convencionales pero te durarán mucho más, lo que a la larga será mucho mejor para tu bolsillo y definitivamente más amigable con el medio ambiente y tu salud. Además son todos productos hecho en Chile, lo que reduce tu huella de carbono y ayuda a nuevos emprendedores.