Caldo de verduras

Cocinar es lo que más me gusta hacer y mientras más conocimientos tengo sobre la cocina menos soporto los sabores artificiales. Uno de los básicos de la cocina son los caldos, ya que sirven de base para muchas preparaciones (sopas, cremas, salsas, risotto, pastas, quinoa etc). En el supermercado encuentras muchas opciones de caldos artificiales de distintos sabores y marcas (Maggi, Knorr, Gourmet, etc) y si lees los ingredientes te darás cuenta que muchos de ellos tienen “acentuantes del sabor” o nombres similares, lo que no es más que un polémico ingrediente llamado Glutamato Monosódico (GMS), un saborizante artificial presente en caldos y comida instantánea envasada, respecto del cual se siguen discutiendo sus efectos en la salud de las personas  ya que se ha relacionado con la obesidad, diabetes, adicción, afectación de la fertilidad, cáncer, entre otros.

Si bien su uso es legal y no hay un estudio concreto que relacione al GMS con estas enfermedades, yo prefiero evitar ingredientes artificiales. Por esto, hago mi propio caldo:

La preparación de este caldo es super fácil y consiste en lo siguiente:

  1. Cada vez que cocino y uso cebolla, zanahoria, apio, cebollin, pimentón, ajo, cilantro, perejil etc (cualquier verdura aromática y con sabor), separo las cascaras, restos, raíces etc y las voy  guardando en una bolsa en el freezer.
  2. Cuando mi bolsa esta llena (1/2 kilo aprox.), pongo todo el contenido en una olla grande con 3 litros de agua y lo pongo a hervir a fuego fuerte. Cuando rompe el hervor, bajo el fuego a la mitad y lo dejo reducir (hasta obtener 1/3 de la mezcla original) por 2 horas aprox.
    IMG_5364.jpg
  3. Para usar mejor la energía, aprovecho de cocinar otras verduras con una vaporera que pongo sobre la olla.IMG_5369
  4. Una vez que ha reducido, cuelo la mezcla para obtener el caldo (las cáscaras las meto al compost), y lo dejo enfriar. Una vez frío, hago pequeñas porciones del caldo y las congelo para usarlas en mis preparaciones. Este caldo es ultra concentrado, tienen mucho sabor, por lo que te recomiendo porcionarlo en raciones chicas. Puedes usar las cubetas para hielo y con eso ir agregando cubos de caldo a tus comidas.

 

Salsa de tomate en conserva

Sabes cuáles son los ingredientes de la salsa de tomates que compras en el supermercado? Nunca son sólo tomates, siempre tienen colorantes, preservares u otros.  Así que para evitar ingredientes que no sé lo que son y  envases que no se pueden reciclar o reutilizar, decidí hacer mi propia salsa de tomates.

En mi verdulería hay una sección de frutas y verduras que venden más baratas porque son “feas” o porque están a punto de morir. Ahí compro mis tomates, mucho más baratos y con sabor real a tomate (no ese blanco, harinoso con sabor a nada 😖).

La salsa de tomates me dura entre 2 y 3 meses dependiendo de la cantidad que haga, pero he aprendido a hacer conservas, así que hago salsa una vez cada 2 meses o cuando se me acaba.

Para esta receta, usé 1.5 kilos de tomate e hice 5 conservas de 370 gr. cada una:

Ingredientes:

  • 1.5 kg. de tomates maduros
  • aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 2 varas de apio
  • media taza de hojas de albahaca
  • Una cucharada de aceto balsámico.
  • 3 hojas de laurel.
  • Sal y pimienta a gusto.

Preparación: puede ser en sartén o al horno.

En sartén:

En un sartén, calienta un poco de aceite de oliva y saltea la cebolla, el apio y la zanahoria (picados en cuadritos) hasta que la cebolla esté transparente. Agrega los tomates cortados en dados y los dientes de ajo cortados en cuartos. Cocina hasta que los tomates estén deshechos y agrega el aceto, la albahaca, las hojas de laurel, la sal y la pimienta. Cocina a fuego bajo por 15 minutos, retira del fuego, saca las hojas de laurel y procesa la mezcla en la juguera.

Al horno:

IMG_4289

Poner todos los ingredientes picados en cubos o cuartos, en una fuente para horno, agreagando un chorro de aceitede oliva al final . Deja cocinar por 20 min a 180 grados o hasta que los tomates estén deshechos y jugosos. Procesa todo en la juguera.

Para la conserva:

  • En una olla grande, hierve los frascos de conserva con sus tapas por 10 minutos, poniendo un paño de cocina al fondo de la olla para evitar el roce de los frascos. (Asegúrate que el agua cubra todos los frascos).IMG_4290
  • Llena los frascos con la salsa de tomates y cierralos fuertemente. En la misma olla con agua, hierve los frascos cerrados (ahora con la salsa de tomate en su interior) por 40 minutos a fuego medio – bajo.
  • Deja enfriar los frascos en la olla y cuando estén fríos, ponlos boca abajo en una mesa y déjalos así por una hora. Si alguno de los frascos chorrea, entonces no quedó herméticamente cerrado y deberás usar esa salsa primero.
  • Otra forma de asegurarte que los frascos se han cerrado herméticamente es cuando la tapa del frasco no está levantada y al presionarla no hace ningún ruido.
  • Con un marcador permanente, anota la fecha de la preparación de la salsa en la tapa, y así sabrás hasta cuando la puedes consumir.

Con este método de conserva, puedes guardar la salsa de tomates hasta por 6 meses.