Detergente para lavavajillas

Tener un lavavajillas es un lujo que no sólo te ahorra tiempo y trabajo sino que también te ayuda a ahorrar agua. Pero todo esto puede ser mucho mejor si además usas un detergente que no tenga tóxicos o contamine el agua y el mar y venga libre de empaque.

Esta receta de lavavajillas la saqué de la página de 1million women, (una de mis organizaciones favoritas, que busca unir mujeres para luchar contra el cambio climático y promover la vida sustentable). Para esta receta hay que preparar “Washing Soda” que es simplemente bicarbonato de sodio “horneado” que se transforma en carbonato de sodio.

Esta receta la adapté a los ingredientes que tenía en mi casa y me ha funcionado perfecto!

Ingredientes:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio.
  • 2 tazas de “Washing Soda” o carbonato de sodio.
  • 1/2 taza de jugo de limon.
  • 1/2 taza de sal (normal de mesa).
  • 1 cucharada de mi jabón líquido sin plástico.
  • 1/2 taza de vinagre blanco.
  • 20 gotas de aceite esencial (yo uso el de limón que ocupé para mi desodorante).

Preparación:

  1. Para hacer “Washing Soda” o carbonato de sodio, precalienta el horno a 200 grados, y en una fuente para horno esparce 2 tazas de bicarbonato de sodio y hornéalo por media hora, moviendo la fuente de vez en cuando para que se “cocine” parejo. Cuando el bicarbonato esté opaco y de consistencia más “fina” y sin grumos estará listo. Yo lo comparo con el bicarbonato sin hornear y cuando se ven de distinto color y consistencia es que ya está hecho. Déjalo enfriar.
  2. En un bowl, mezcla el bicarbonato con “washing Soda” y la sal. De a poco empieza a agregar el vinagre, el jugo de limón (de a poco porque reaccionan efervescentemente!) y el jabón. Cuesta un poco mezclar pero hay que tratar de romper todos los grumos. Yo uso una cuchara de palo para moler los pedazos más grandes.
  3. Agrega las gotas de esencia a la mezcla y déjalo secar durante 24 horas. Para secarlo puedes usar los moldes para hacer hielo, y así te quedarán porcionados.

 

Algunas consideraciones:

  • El bicarbonato de sodio lo puedes comprar a granel en La Nacional Granel Selecto.
  • Cuidado con respirar “Washing Soda” o carbonato de sodio! Este paso se hace con cuidado y lejos de los niños.
  • La receta original es con ácido cítrico que nunca he usado porque el limón me funciona perfecto, pero si prefieres usar el ácido cítrico revisa el link de 1 million women para ver las proporciones.
  • No pongas más de una cucharada de jabón líquido, hay que mantener las proporciones para no dañar tu lavavajillas.
  • Lo puedes dejar secar en el bowl y molerlo con la cuchara de palo cuando esté seco. Yo al principio lo hacía en los moldes para hielo pero es más fácil ponerlo en el lavavajillas cuando está molido. Lo pongo con una cuchara y uso la misma cantidad que usaba antes para el detergente normal.
  • El abrillantador lo reemplacé simplemente por vinagre blanco (tal como Bea Johnson lo explica en su libro). Para esto, re utilicé una botella antigua de líquido abrillantador, porque es más fácil para ponerlo en la lavadora. Sólo llena el compartimiento para abrillantador con el vinagre y las copas y vasos de cristal o vidrio quedarán perfectas! De verdad que se nota la diferencia y el vinagre no deja NADA de olor, además de ser infinitamente más barato!

Mucha suerte con el cambio y me cuentas si te resultó esta receta!