Primer paso a una vida “cero residuos”: Encontrar la Conexión.

¿Te has preguntado alguna vez qué significa botar algo a la basura? Es poner ese algo que no quieres, lejos de ti, fuera de tu vista. Esa solución es ridícula e ineficiente y termina convirtiendo la basura en un grave problema.

Si ya no vemos la basura es simplemente porque nos hemos acostumbrado a ella hasta que ya derechamente no nos importa.

En mi experiencia personal, luego de viajar por muchos lugares del mundo – muchos de ellos de muy difícil acceso- me encontré con basura y plástico en casi todos ellos, por lo que decidí cambiar mi estilo de vida y vivir cero residuo.

Vivir sin residuos requiere conectarte con tu entonrno y hacerte reaponsable de las consecuencias que acarrea tu estilo de vida. Para ayudarte a encontrar esa conexión, te dejo 5 importantes razones por las cuales es imprescindible dejar de generar basura lo antes posible:

1.- La basura -y sobre todo el plástico-  está en casi todas partes y por miles de razones muchas veces no termina en vertederos o basurales (solución insostenible para un problema interminable) sino que en cualquier lado especialmente en el mar. ¿Sabías, que cada año se arrojan al mar más de 8 millones de toneladas de basura plástica? Se calcula que en 10 años habrá una tonelada de plástico por cada 3 toneladas de peces y para el 2050 habrá mas plástico que peces en el mar (Datos entregados por un estudio presentado en el Foro Económico Mundial de Davos). Es triste decirlo pero no te acostumbres a ver basura en todas partes, no es normal!

2.-  Lo que botas a la basura no desaparece y no porque la escondamos debajo de la tierra significa que ya no existe.  El plástico tarda entre 500 a mil años en desaparecer.De hecho, ¿sabías que el plástico cuando se “desintegra” (porque nunca desaparece) forma micro plásticos que los peces confunden con su alimento? ¿Sabes quién terminará comiendo ese pescado lleno de plástico? Para que veas lo resistente del plástico, esta foto que encontré en redes sociales, muestra un envase de yogurt con el logo de los Juegos Olímpicos de 1976, y fue encontrado en una playa en Francia el año 2016. (Foto del blog español “Stop Basura”)

IMG_4134
foto del blog español “Stop Basura” 

3.- El plástico es tóxico. Está hecho de petróleo y algunos envases plásticos liberan sustancias tóxicas que permanecen en contacto con la comida y los productos que usamos – adultos y niños- y que pueden afectar nuestra salud, generando por ejemplo, problemas de infertilidad y afectación del sistema endocrino. Esta es la razón principal para dejar de usar plástico, ya que sus efectos sobre la salud se están recién descubriendo.

4.- Generamos basura de manera desmedida e innecesaria. Investigando sobre la basura, me encontré con que Chile es uno de los países que más residuos domésticos genera por persona en Sudamérica: 456 kilos al año por persona. Eso es muchísimo, ya que se traduce en 21 mil toneladas al día a nivel nacional (Puedes chequear las estadísticas por país o ciudad aquí). ¿Todavía no te impresiona? ¿Dónde metemos 21 mil toneladas de basura todos los días?

5.- La basura es un problema de TODOS. Considerando que la basura es una realidad que ya no nos impresiona, me pregunté entonces: ¿En qué momento nos desconectamos tanto del entorno en que vivimos? ¿Por qué ya ni siquiera sabemos (y muchas veces ni siquiera nos importa) de dónde viene lo que consumimos, lo que comemos, lo que comen nuestros hijos? ¿Por qué ya no nos interesa saber dónde va a ir a parar ese envase o bolsa plástica? ¿Desde cuándo esconder la basura debajo de la tierra se convirtió en una solución inteligente? y lo más importante: ¿Cuándo dejamos de creer que no podemos hacer nada al respecto? Si el problema es nuestro, nadie lo va a solucionar por nosotros!

20160707_145940_HDR.jpg
foto de Federico Guarachi

Todas esas preguntas demuestran nuestra falta de conexión con el medio ambiente. Lo que llamamos “conciencia” es simplemente sentir empatía por el planeta y nuestro entorno, y dejar de actuar como un montón de ignorantes que creen que el problema termina enterrando la basura o tirándola al mar.

Por mi parte, frente a las aterradoras estadísticas, decidí entonces dejar de culpar a las multinacionales y los gobiernos de turno y empecé a averiguar que podía hacer yo, como persona – y consumidora- común y corriente, desde mi casa, para aportar a la solución del problema, y lo que al principio sería mi “granito de arena” se convirtió en mi estilo de vida, y ya más que un granito de arena me parece que es el aporte más grande que puedo hacer al planeta y a las futuras generaciones.

El proceso es largo y hay algunos fracasos de por medio, pero la satisfacción de ver tu basurero casi vacío es impagable. Pero esa satisfacción se obtiene solamente encontrándole el sentido al cambio, por eso, el primer paso hacia una vida sin basura es encontrar esa conexión con tu entorno y con lo que consumes, con tu estilo de vida y las consecuencias del mismo para el planeta y vivir de manera más inteligente, más consciente. Esconder la basura no es una solución, la solución está en dejar de generarla.

Y tú, qué vas a hacer?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s